La añoranza chill de Neon Indian

Neon Indian es nostalgia y sintetizadores con letras que caen en esa categoría espléndida de pop pesimista. Proyecto de Alan Palomo, tejano de crianza pero hijo de un wannabe pop-star mexicano, lleva desde el 2009 dando vueltas por toda la estela de blogs en Internet, malcriado por Pitchfork y Hype Machine, mientras hace tours por todo cuanto festival de música indie se aprecie. Olvídense de felinos norteños y de champetas, al menos por ahora. En su página web, Palomo define la idea del proyecto como: “La infancia a través de un filtro psicodélico y lo-fi. La idea de la memoria antes de que fuera los suficientemente joven para tenerla”.

Tengo un amigo que los odió sobremanera en vivo. No sé, me parece que fue porque se presentaron después de cuatro horas de un festival bastante desarticulado. A mí, ya sea por nostalgia de la metrópolis o porque el cansancio no importa en las vacaciones, sí me gustó, aunque no tuvo demasiado encanto. A lo que me refiero: ver a una banda con siete músicos en escena como Arcade Fire es una experiencia arrolladora, mientras que unos tipos con teclado, perolitos electrónicos y batería no despierta tanta euforia. 

El género no engaña: los han clasificado como chill-wave, una especie de nueva moda de bandas reposadas que si se oyen con descuido fácilmente las podrían meter en el pote de música de restaurante boutique. Washed out, Toro y Moi, todos víctimas de ese plato de sushi de precio hipertrofiado. Habrá tiempo de hablar de las otras, pero Neon indian lo que sí te tiene es electrónica desgarbada con un beat de intensidad, explotada en sus máximas cotas en experimentos como “Is David Bowie Dying?”, colaboración que hicieran con The Flaming Lips.

Sea llevados por cierta impostura o por delirios de ácido lisérgico, la banda sigue teniendo algo interesante, además de que vienen con disco nuevo para el 13 de septiembre. Se llamará “Era extraña” y para levantar expectativa han ido soltando algunas cosas:

Un par de trailers, como este titulado Heart:Attack

Y un primer tema, Fallout:

http://player.soundcloud.com/player.swf?url=http%3A%2F%2Fapi.soundcloud.com%2Ftracks%2F19882767

Por lo visto piensan mantenerse en la misma onda, lo que no me desagrada. Su primera placa, Psychic Chasms, me ha acompañado durante suficientes horas de tráfico, y posee un definitivo poder evocativo que se agradece entre tanta monotonía. Desde la levedad alucinada de Should have taking acid with you, hasta los golpes más vehementes de Ephemeral Artery, que bien podría ser de Daft Punk, osadías mías aparte. Habrá que esperar a ver si este indio de neón no desaparece entre otras tantas luces.

#alcoholismo-lucido, #burgueses-ociosos, #gafapastas, #hipster-pendejos, #musica, #neon-indian, #pop-pesimista, #sintetizadores-fatuos